Nuestro Staff de Coaching Con Caballos: MAFALDA

 

 

MAFALDA

Mafalda fue un vivo ejemplo de que la templanza el amor y la voluntad pueden superar cualquier obstáculo incluso hasta llegar a salvar vidas.

Analía y Sandra, las directoras de la Asociación, conocieron a Mafalda en unas condiciones de extrema precariedad y miseria, estaba desnutrida a punto de morir junto a su bebé que apenas tenía unos días de haber nacido. Mafalda trabajaba en la calle, era una yegua de carro botellero y vivía en un rincón oscuro y sucio donde yacía desahuciada junto a su bebé mientras que quienes la explotaban tan solo esperaban por su muerte sin tener para darles comida ni cuidados. Sin embargo, ella con su espíritu luchador aguantaba cada día para mantenerse de pie y poder alimentar a su bebé, era admirable ver esa firmeza y templanza que desarrolla cualquier madre por amor donde cada segundo de su vida tiene como único objetivo salvar la vida de su hijo.

Esta situación conmovió a Sandra y Analía quienes apenas unos días después la compraron (¡si, leíste bien! Tuvieron que pagar por ellos para poder llevárselos) y después de tres años de cuidados, tratamientos y sobre todo mucho amor lograron salvar a Mafalda y a su hijo Miguelito. A partir del día del rescate, Mafalda, aunque ya bastante mayor terminó de vivir los últimos años de su vida en un lugar sano, libre y feliz. Aunque los maltratos marcaron su carácter de por vida, siendo una yegua arisca y poco sociable con los humanos, disfrutaba igualmente de las caricias y el contacto que recibía en este lugar. Se pudiera decir que gracias a su carácter intenso y su temple se aferró a la vida y triunfó! Incluso volvió a amar a otro animal además de su hijo, se enamoró de un potrillo que vivía en el lugar, amor que la llenó de vitalidad y entusiasmo dándose a sí misma otra oportunidad de vivir, de sentir y de amar!

Mafalda murió hace un mes, rodeada de amor y de su manada que la acompañó en esta fase bonita de su vida. Se fue dejándonos mucho aprendizaje, no solamente a Sandra y Analía si no a todos los que tuvimos el privilegio de conocerla y trabajar con ella. Muchas personas vivieron experiencias de aprendizaje junto ella y fue la yegua “fundadora” de la asociación ya que fue el primer miembro junto a Miguelito de esta manada que hoy en día nos apoya y acompaña en estos maravillosos procesos de coaching con caballos.

¿Que aprendizajes podemos concluir de su historia? ¿Te identificas con Mafalda? Déjanos tus comentarios acerca de lo que esta historia de deja.

Y no dejes de ver la semana que viene la historia de nuestro próximo miembro de la Asociación: Miguelito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *